Papá es matemático, y mi abuelo casi también

    La divulgación matemática no resulta sencilla. «Sé que por cada fórmula que incluyo en el libro pierdo la mitad de los lectores», afirmaba uno de los mejores escritores de obras con contenido matemático. Siempre ha parecido que este tipo de libros solo los pueden leer los matemáticos, pero en este caso no es así.
    La etapa escolar de su nieta sirve como hilo conductor para el autor, que narra con un estilo muy cercano diversas experiencias acumuladas en su larga trayectoria docente en la enseñanza de las matemáticas. El libro busca un doble objetivo. Por un lado, da al lector algunas herramientas que acercan las matemáticas a su cotidianidad haciéndolas más prácticas y divertidas, y por otro, intenta que se introduzcan por debajo de su piel de forma sensible un conjunto de emociones que le permitan amarlas un poco más o, como poco, reducir el posible estrés y miedo que pudieran provocarle.
    También plantea debates sobre la escuela tradicional, la necesidad de utilizar algoritmos clásicos, la importancia de trabajar la asignatura en inglés, la necesidad de conseguir aprendizajes significativos desterrando la memoria inútil, la conveniencia de volver a dar la trascendencia que merecen a los grandes matemáticos que nos ofrecieron tanto, etc.
    En resumen, la obra divulga sensaciones y conocimientos matemáticos que dejan clara la presencia de las matemáticas en nuestro día a día y su importancia para la resolución de muchos problemas cotidianos.

    Escritor
    Col·lecció
    Monografías
    Matèria
    MATEMÁTICAS
    Idioma
    • Castellano
    Editorial
    Publicaciones de la Universidad de Alicante
    EAN
    9788497177221
    ISBN
    978-84-9717-722-1
    Depósito legal
    A 169-2020
    Pàgines
    316
    Ample
    17 cm
    Alt
    24 cm
    Edició
    1
    Data de publicació
    21-07-2020
    Tapa blanda
    €16,00

    Continguts

    Presentación, por David Vento Diéguez.
    Prólogo, por Juan Matías Sepulcre Martínez.
    1. ¡Atención, niños y niñas!
    2. Lucía.
    3. Sola en casa con los dos.
    4. Los preparativos.
    5. Una tarde maravillosa.
    6. Un martes muy matemático.
    7. Una fiesta con sorpresa.
    8. Enseñar, aprendiendo al mismo tiempo.
    9. A veces, la única forma de tener razón.
    10. La huella del abuelito.
    11. Trabajar en proyectos.
    12. Mi abuelita Quechu.
    13. Las palmeras y las palomas.
    14. Pitágoras y Tales.
    15. Si Pitágoras levantara la cabeza.
    16. Pitágoras fue el primero.
    17. Mi vestido rosa y el coraje de Alba vencieron al ciborg.
    18. Pitágoras, Newton y Einstein.
    19. ¡Houston, Houston... tenemos un problema!
    20. Este diario llegó a su fin.
    Capítulo n.